Home Animales Animales de compañía

Beneficios de la castración/esterilización

E-mail Imprimir PDF

mami y cachorros La castración o esterilización es el método más efectivo que existe para evitar la sobrepoblación de animales, el nacimiento de las crías indeseadas y sus consecuencias inevitables: el abandono y el maltrato.

Se puede esterilizar animales de cualquier edad, siendo falsa la creencia de que esto puede alterar el desarrollo normal de animal o dejarle algún tipo de secuelas.

También es FALSO que las perras y gatas deban cruzarse o tener una camada antes de esterilizarlas.

Está comprobado científicamente que cuando una gata o una perra es castrada en forma temprana (antes del primer celo), prácticamente se anulan las probabilidades de que desarrollen tumores malignos en las mamas durante la adultez. También, al desaparecer los celos periódicos, se reducen los riesgos de contraer infecciones uterinas (Piómetras) que, de no ser detectadas a tiempo, pueden llevar al animalito a la muerte.

La responsabilidad de la esterilización no es sólo de los propietarios de las hembras. La misma obligación la tienen los poseedores de machos. La castración de estos ejemplares, además de impedir que dejen preñadas a las hembras, reduce la posibilidad de que se pierdan y el contagio de enfermedades por arañazos o mordeduras. Un perro castrado no tendrá la misma necesidad que uno entero de huir de casa en busca de hembras en celo, peleará menos y será menos agresivo con los de su especie.

En el caso de los gatos ocurre algo semejante: no sienten necesidad de vagar para encontrar hembras, no precisan marcar territorio con la orina, el hedor propio de la actividad hormonal desaparece y, al pelear menos y minimizar el contacto con otros gatos, se reducen las posibilidades de contagios de enfermedades muy peligrosas como el VIF (virus de la inmunodeficiencia felina) y el VILEF (Virus de la leucemia felina).

No hay que olvidar:

  • Un animal castrado puede llevar una vida ciento por ciento normal.
  • Es más hogareño.
  • Se vuelve más cariñoso y sociable.
  • Es más longevo.
  • Generalmente se tornan más limpios.
  • Nunca más existirá el problema de las crías indeseadas que nadie quiere y que resultan imposibles de absorber en la comunidad por falta de hogares suficientes para todos.

Más información.