Home Animales Sufrimiento animal
E-mail Imprimir PDF

CONDENADO UN GANADERO POR DEJAR MORIR DE HAMBRE A SIETE NOVILLAS Y DOS VACAS

El juez le impone 9 meses de prisión y la prohibición de ejercer su profesión en 2 años

04/02/2011 ISABEL BRAVO (El Periódico de Extremadura)

Nueve meses de prisión, además de la prohibición de ejercer en dos años ninguna profesión, oficio o comercio relacionado con la ganadería. Esta es la condena que el Juzgado de lo Penal número 1 de Cáceres ha impuesto a un ganadero de la localidad cacereña de Garrovillas de Alconétar por dejar morir de hambre a siete novillas y dos vacas en su explotación, situada en el paraje San Pablo de su localidad.

El magistrado-juez titular del citado Juzgado de lo Penal, Rafael Estévez, declara al ganadero Francisco Javier H. R. autor criminalmente responsable de un delito de maltrato a animales domésticos por unos hechos ocurridos entre finales del mes de diciembre del 2010 y el mes de enero del 2011.

En este periodo, según recoge en su sentencia como hechos probados, el citado ganadero "dejó de proporcionar el alimento necesario para su subsistencia" a alguno de los animales bovinos a su cargo. Ello, se añade, "hasta el punto de dejar perecer por inanición y, por tanto, con la lentitud y el prolongado sufrimiento asociado a esta forma de muerte", hasta siete novillas y dos vacas, y de conservar en estado "de extrema delgadez" a una cría y a otra vaca. Estas, se hace constar, fueron encontradas por los efectivos de la Guardia Civil y los veterinarios de la Junta que acudieron al lugar "en situación de agonía" en el interior de un cercado "sin posibilidad de acceso alguno a comida o agua".

 ---------------------------------------------------------

caballos famelicos Ante esta noticia Fepaex no puede más que alegrarse. El maltrato animal está empezando a condenarse en los Juzgados. Recordemos  el caso reciente del juicio rápido del incivilizado que mató al perro de su vecino en Badajoz y que también fue condenado. Por lo tanto la Justicia Penal ya está encaminada en la dirección correcta.

Pero… ¿Qué decir de la Justicia Administrativa que debe aplicar la Consejería de Agricultura de la Junta de Extremadura? ¿Cuánta responsabilidad tiene quien debe sancionar administrativamente el maltrato, por la Ley 5/2002 de Protección de los Animales en Extremadura, y no lo hace? Esta es nuestra gran asignatura pendiente, que la Administración aplique nuestra Ley de Protección para acabar con la impunidad existente. ¿Cuántas noticias leemos de sanciones impuestas por la Junta de Extremadura en los casos de maltrato animal? NINGUNA. Lo que sí leemos es que la Consejería de Agricultura no considera que sea maltrato el coger a un montón de grillos vivos y pegarlos por la espalda a un lienzo para que un incivilizado lo llame arte; esto sí lo leemos. Desde Fepaex estamos cansadas de decir que mucha responsabilidad del maltrato a los animales en Extremadura lo tiene la Junta por su pasividad y dejación de funciones en lo que a aplicar nuestra Ley de Protección se refiere. Si la Junta actuase otro gallo cantaría.

Lo que sí nos parece relevante en este caso, y queremos remarcar, es la actuación de la Unidad del Seprona de la Guardia Civil de Valencia de Alcántara que no necesitó de la denuncia de un particular para levantar un atestado y remitirlo al Juzgado.  FELICITAMOS AL SEPRONA por hacerlo.

Uno de los mayores problemas que tenemos, como nos acaba de pasar con un caballo famélico que no recibe ninguna atención en Talavera la Real, es que cuando la persona que ve el maltrato  llama a la Guardia Civil, le responden que si no denuncia no hay nada que hacer. En el medio rural extremeño denunciar a un vecino puede poner tu vida en peligro. No entendemos por qué la Guardia Civil de los Cuartelillos, al igual que hace el Seprona, no actúa de oficio en tantos casos de maltrato animal como vemos por los pueblos. Unidades del Seprona tenemos pocas, necesitamos más, pero Cuartelillos de la Guardia Civil tenemos en muchos pueblos y el maltrato animal es un delito. ¿Por qué no empiezan a actuar de oficio y le ahorran al ciudadano civilizado jugarse su integridad física con una denuncia a un vecino?

Lamentamos echar sobre los hombros de la Guardia Civil una responsabilidad más pero mientras la Junta de Extremadura siga mirando para otro lado, en lo que al maltrato animal se refiere, no nos queda otra opción. ¿Hasta cuándo?...