Home
E-mail Imprimir PDF

NO COMPRES, ADOPTA, PERO SI  DECIDES COMPRAR…  HAZLO DIRECTAMENTE A UN CRIADOR LEGAL Y RESPONSABLE”. 

Los criadores responsables de animales se preocupan realmente de conseguir un animal sano, tanto física como mentalmente. Los buenos criadores tienen en cuenta los problemas de salud específicos de cada raza, herencia genética, condición física, edad y temperamento del animal antes de producir camadas. Estos buenos y reputados criadores cuidarán con especial dedicación a las madres y los cachorros, evaluando constantemente su salud y asegurándose también de que sus animales se socialicen correctamente.  

En el caso de perros, otra opción es buscar un criador profesional con afijo. Suelen ser criadores especializados en una o unas pocas razas y con unos cuantos años de experiencia y muchas veces son veterinarios. Cumplen con todos los requisitos que marca la ley para la cría y selección de perros y ofrecen todo tipo de garantías sanitarias. Se preocupan realmente por el bienestar de los perros a los que crían, no tan sólo por rentabilizarlos, y por eso no es extraño que se muestren selectivos con los posibles compradores. Por supuesto, el precio de uno de estos perros puede ser elevado, oscilando entre los 600 y más de 1000 € según la raza y calidad del animal (adecuación al estándar, padres y/o abuelos campeones, etc). Pero verdaderamente es un dinero bien invertido.

AL COMPRAR EXIGE UN CACHORRO CON TODAS LAS GARANTÍAS. 

Conoce directamente al criador y sus instalaciones: cómo son tratados los animales, qué comen, dónde duermen, qué atenciones reciben, qué cuidados veterinarios, quién es el veterinario y, por favor, no olvides conocer a los padres y hermanos de tu cachorro. 

Para obtener el pedigrí el criador debe facilitar la Hoja de Inscripción de la Camada para presentarla en la Sociedad Canina y, después, tramitar el Libro de Orígenes.

Nunca compréis un cachorro de menos de dos meses, puesto que hasta esa edad deben vivir con la madre y hermanos para socializarse adecuadamente. En el momento de la venta del animal, ya debe tener las dos primeras vacunas puestas y la cartilla de vacunación sellada por un veterinario. 

Por último, es muy importante que el criador ofrezca una garantía por escrito de todo lo acordado. 

Si en la búsqueda del cachorro conoces a criadores legales sin escrúpulos, denuncia o háznoslo saber para que denunciemos, no mires para otro lado y ayúdanos a erradicar esta lacra y estos centros de maltrato. Las protectoras pueden investigar en base a denuncias del público, pero deben utilizar evidencia, no opinión ni dichos de terceros, por favor documenta lo que veas.