Home Legislación Decreto Microchip
E-mail Imprimir PDF

DOSSIER OLIVENZA 2010

YA SABEMOS LA VERDAD SOBRE LA PERRERA PROVINCIAL DE LA DIPUTACIÓN DE BADAJOZ EN OLIVENZA Y…   HAY QUE CERRARLA

corredor de la muerte

 

 

 

4. LA PERRERA-MATADERO DE OLIVENZA POR DENTRO

 

INSTALACIONES 

Las instalaciones del Centro de Recogida Provincial de la Diputación de Badajoz en Olivenza dejan mucho que desear, compárense con el Centro de Recogida de la Diputación de Albacete.

De entrada carecen de:

  • Área de cuarentena para aislar a los perros cuando llegan y ser examinados antes de juntarlos con los demás y así evitar el contagio de enfermedades.
  • Área para aislar cachorros.
  • Patios para que salgan los animales.
  • Enfermería y sala de adopciones higiénicas y dignas.
  • Personal con formación y compasión.
  • Certificado visible de la desinfección, desinsectación y desratización  anuales obligatorias.

Lo que se supone que nos costó 60.000€ a los extremeños, consta básicamente de:

1.  Dos área para almacenar animales. Cada una de ellas es un corredor de la muerte con 15 jaulas a cada lado. Si, en teoría, no puede haber más de 2 perros por jaula, la capacidad de este Centro de Recogida es de 120 animales.

El diseño no satisface las necesidades etológicas de los animales, ni cumple con las condiciones higiénico-sanitarias mínimas:

  • Los techos de chapa hacen que las jaulas sean congeladores en invierno y hornos en verano. cierre pesimo
  • Las puertas de las jaulas no abren bien, total para lo que salen los perros…
  • La separación entre las jaulas no es de muro de obra sino de  malla metálica, fácil de destrozar por perros estresados, con elementos punzantes peligrosos que hacen que los animales se hieran.
  • El sistema de suministro de agua en las jaulas es ineficiente, en unas jaulas se inundan, en otras no tienen. El gota a gota que cae, en verano se evapora y en invierno crea una humedad ambiente propicia para las enfermedades respiratorias. Muchos perros se asustan del salpicar del agua y si están deprimidos ni beben.
  • El canal que recoge los excrementos de los animales atraviesa el fondo de todas las jaulas, no es profundo, ni tiene rejilla, las enfermedades se transmiten sin problemas de unas jaulas a otras.

2.  Espacio abierto, que hace de enfermería y sala de adopciones, en unas condiciones higiénico-sanitarias lamentables. Las neveras, donde se supone que deben conservar las vacunas y los medicamentos, están vacías.

3.  Cuarto Almacén donde tienen el grupo electrógeno y el combustible (carece de suministro eléctrico de red) y que aprovechan para guardar el pienso de los animales. Sin comentarios…

4.  Área trasera, a la que no tiene acceso el público, donde sabemos que el año pasado  quemaban cadáveres y que este año los “almacena”; y donde está la fosa séptica que desprende muy mal olor.

 

TRATO A LOS ANIMALES EN LA PERRERA-MATADERO de OLIVENZA

El infierno de estos animales comienza cuando los laceros de la Diputación actúan, manejando los perros dóciles, que hasta entonces estaban con sus dueños o en la calle, con el lazo que es de uso exclusivo para animales peligrosos. Una vez recogidos, los transportan al Centro de Olivenza donde son descargados, y de nuevo arrastrados con el lazo, para almacenarlos en las jaulas.

Desconocemos el criterio que utilizan para ubicarlos, que desde luego no tiene nada que ver con su bienestar, porque juntan cachorros con adultos, machos con hembras en celo, viejitos con jóvenes, animales grandes con pequeños, animales sanos junto a perros enfermos. Las perras paridas no tienen privacidad ni tranquilidad. Muchos están muertos de miedo, no entienden qué hacen ahí y lo peor es que este sentimiento lo tendrán hasta su final. Sus necesidades etológicas no son satisfechas,  nunca salen de las jaulas salvo para cambiarlos de una a otra,  el manguerazo de agua a presión a las jaulas se realiza con los animales dentro y las fumigaciones también, hecho que creemos está relacionado con las enfermedades respiratorias que padecen los perros rescatados de Olivenza. Otros tiran la toalla y se dejan morir.

No reciben los cuidados imprescindibles ni cuando llegan ni durante su alojamiento, ninguna asistencia veterinaria, no les curan las heridas, ni siquiera les quitan las garrapatas.

mastinitos

 

cachorro de mastin

 

En nuestro seguimiento, el 27 de mayo vimos estos cachorros, propiedad de la empresa gestora de la Perrera de Olivenza. El 2 de junio habían desaparecido y el 6 de junio encontramos este cadáver en la entrada, advertimos que las  imágenes pueden herir la sensibilidad del que la tenga. Si la empresa trata así a sus animales, qué no hará con los que le entrega la Diputación.

 

 

EUTANASIAS HUMANITARIAS: NO ALIVIAR EL SUFRIMIENTO DE UN ANIMAL ES MALTRATO

Perro y galga fatal

 La estancia en Olivenza de muchos de estos perros, consiste en consumirse hasta su “muerte natural”. La obligación de aliviar el sufrimiento de un animal, incluida en la Ley 5/2002 de Protección de los Animales en Extremadura, que tiene la empresa es violada constantemente y el código deontológico de la veterinaria responsable brilla por su ausencia. Olvidan que una de sus principales obligaciones contractuales con la Diputación de Badajoz es: “Previo informe de  los servicios veterinarios oportunos, será obligación del adjudicatario realizar las gestiones oportunas para el sacrificio de los animales a los que se hubiere diagnosticado rabia o cualquier otra enfermedad zoonóstica de especial gravedad o cuando cualquier circunstancia, entre ellas evitar el sufrimiento del animal, así lo aconsejen”.

Si la empresa, al menos cumpliera con esta obligación, cuánto sufrimiento de estos pobres animales se hubiera evitado…  

LA GESTIÓN DE LAS ADOPCIONES: OBLIGACIÓN DE LA EMPRESA

Cartel puertaSi excluimos los perros salvados por Protectoras, se adoptan poquísimos animales por parte de particulares, principalmente por cazadores, a pesar de que otra de las obligaciones contractuales de la empresa “Manuela Pablo Díaz” es la gestión de las adopciones. Esto no es de extrañar, la Diputación de Badajoz no ofrece ninguna información en su página web y la Perrera-Matadero de Olivenza está en un lugar difícil de localizar, con un camino de acceso en  muy malas condiciones. La empresa no difunde los animales, no cuenta con página web para que los adoptantes potenciales conozcan los perros, no permite hacerles fotos y el horario es imposible, sólo por las mañanas. Si tienes la suerte de que la veterinaria acuda cuando la llamen puedes rescatar ese día el animal, si no, lo reservas y debes volver otro día para que te entreguen el perro ya preparado para la adopción. El día de la adopción es la primera vez que la veterinaria responsable del Núcleo Zoológico examina, o mejor dicho, ve al animal.

¿En qué consiste para esta veterinaria y esta empresa preparar un perro para la adopción?

  • En pasarle el lector de microchip, que trae la veterinaria ese día, para comprobar que no tiene ya uno y ponérselo. Lo cual nos indica que si el perro no es adoptado, nunca le pasarán el lector de microchip en Olivenza.
  • En vacunar de  la rabia sin respetar la cadena de frío. No olvidemos que las neveras de la Perrera están de adorno y la veterinaria trae las vacunas en un bolso sin refrigerar.
  • En rellenar el pasaporte y tomarte tus datos.
  • En darte la pastilla para que tú desparasites al animal.

Pagas 30€ y listo. Ojo, también pueden dar el perro en adopción sin microchip, pasaporte, ni vacuna, todo es posible... Y el perro adoptado, aparte de caquexia (desnutrición extrema), puede tener: erliquia, leishmaniosis, coronavirus, filaria, problemas respiratorios…  Ni siquiera, desde el punto de vista de la sanidad animal y la obligación de detectar e informar de las posibles zoonosis, esta empresa cumple con su obligación.

PERSONAL

A parte de Manuela Pablo Díaz, propietaria de la empresa, y la veterinaria responsable del Núcleo Zoológico; la Perrera-Matadero de Olivenza cuenta con un único trabajador.  Es IMPOSIBLE que un solo trabajador haya podido atender como se debe a más de 1500  perros que en junio de este año 2010 ya habían acabado sus días en este infierno.

CONCLUSIÓN

Podemos afirmar que el fin de este Centro de Recogida de Olivenza no es la adopción sino el exterminio de los perros que irresponsablemente entregan sus dueños (90%) o que capturan los laceros de la Diputación (10%). Y lo que es peor, con una tortura añadida y evitable hasta su sacrificio que durará 10 días si son entregados por sus dueños o 20 días si son capturados, siempre que no mueran antes por falta de atención, hambre, desidia o contagio de las enfermedades adquiridas en la Perrera Provincial.

El contrato de esta empresa con la Diputación de Badajoz para gestionar este Centro de tortura y exterminio, que pagamos los extremeños, tiene vigencia  hasta el 2016.

HAY QUE CERRAR LA PERRERA-MATADERO PROVINCIAL de LA DIPUTACIÓN DE BADAJOZ en OLIVENZA … YA.

Seguiremos informando…

(Volver al Dossier Olivenza 2010)