Home Noticias SISTEMA PERVERSO DIPUTACION
E-mail Imprimir PDF

DOSSIER OLIVENZA 2010

YA SABEMOS LA VERDAD SOBRE LA PERRERA PROVINCIAL DE LA DIPUTACIÓN DE BADAJOZ EN OLIVENZA Y…   HAY QUE CERRARLA

perro en perrera


3. EL PERVERSO, CARO E INEFICAZ SISTEMA ESTABLECIDO POR LA DIPUTACIÓN DE BADAJOZ  PARA CONTROLAR LA SOBREPOBLACIÓN CANINA Y SOLUCIÓN PROPUESTA POR FEPAEX

El problema fundamental de la Perrera-Matadero de Olivenza es la procedencia de los animales que tienen la mala suerte de terminar sus días allí. Calculamos que más del 90% de los perros son ENTREGADOS-ABANDONADOS por sus dueños a la administración y menos del 10% son CAPTURADOS en la calle por los laceros de la Diputación. Y decimos calculamos porque esta administración nuestra, practica el oscurantismo en lo que a información debida a los ciudadanos se refiere. La Carta de Derechos de los Ciudadanos de Extremadura es papel mojado. Al día de hoy seguimos sin saber, por ejemplo, quién mata en Olivenza y cómo matan, esperamos que a través del Juzgado podamos llenar todas las lagunas informativas en lo que a la Perrera Provincial de Olivenza se refiere.

Si el Servicio de Recogida de Perros Vagabundos de la Diputación de Badajoz hiciera su trabajo, que es recoger animales de la calle como su nombre indica, acabarían en la Perrera Provincial menos del 10% de los animales que llegan. Si anualmente se exterminan más de 2000 perros, quiere decir que sólo entrarían unos 200 perros al año, cifra mucho más asumible para tener un Centro de Recogida digno, eliminar el sacrificio y encontrar hogares extremeños para nuestros perros, terminando con el círculo vicioso de exportar nuestro problema a Europa.

De este 90% de animales que no debían llegar nunca a Olivenza, puesto que tienen dueño… ¿cuántos son de CAZA? ¿Cuántos de compañía? ¿Cuántos de guarda?... Calculamos que más del 60% son perros desechados por los cazadores.

¿Cuánto nos cuesta a los extremeños mantener este poco ético Servicio de Recogida de animales, irresponsablemente entregados por sus dueños y sin ningún requisito previo? Sólo su recogida y transporte al infierno de Olivenza, según la Diputación, nos sale a 145€ cada perro, es decir, sobre 290.000€ anuales; el almacenaje hasta su muerte o sacrificio es aparte.

Una vez llegan al Centro de Recogida Provincial de Olivenza, los perros entregados por sus dueños tienen 10 días de tortura y los capturados 20 días antes de sacrificarlos, esto si no mueren antes por falta de asistencia o por las condiciones higiénico-sanitarias o la desidia en que malviven.

Este perverso sistema establecido por la Diputación de Badajoz para controlar la sobrepoblación canina:

-          Fomenta la tenencia irresponsable de animales de compañía y el abandono.

-          Facilita que los cazadores se deshagan irresponsablemente de sus perros.

-          Es muy caro de mantener.

-          Ética y moralmente es inaceptable.

-          Atrasa la evolución de la comunidad extremeña hacia una sociedad civilizada y europea.

-          Incumple la Ley 5/2002 de Protección de los Animales de Extremadura.

Qué diferencia con otras Diputaciones que asumen la responsabilidad del bienestar de los animales desde un punto de vista eficaz, civilizado y proteccionista. Como ejemplo os invitamos a ver el Centro de Recogida de la DIPUTACIÓN DE ALBACETE. No sólo tiene unas instalaciones dignas para los animales y clínica veterinaria, sino que además publicita y gestiona las adopciones, ofrece ayuda a las protectoras que colaboren, un servicio de esterilización gratuito y cuenta, además, con un programa de control de la población canina para reducir los abandonos.

 

SOLUCIÓN PROPUESTA POR FEPAEX

La solución es sencilla, cada cual debe asumir su responsabilidad:

-          Los dueños de animales de compañía deben asumir la responsabilidad que implica tener un animal y que es para toda su vida. El que no pueda atender a un animal de compañía que no lo tenga. Siempre habrá excepciones justificadas para las que deberán existir Centros de Acogida del Siglo XXI, donde no se sacrifique y cuyo fin sea encontrar un hogar definitivo a estos animales.

-          El gran problema de qué hacemos con los perros de caza cuando no nos sirven es exclusivamente de los cazadores. Ellos, sus asociaciones y federaciones deberán asumir su responsabilidad y encontrar la solución. Si tanto dinero mueve la caza, que tengan sus Centros de Recogida para sus perros de caza y, por supuesto, pagados por los cazadores. Nosotras, las Protectoras, ya nos encargaremos de que su solución no sea el exterminio sistemático y defender el derecho de estos animales a tener un retiro digno.

-          Los ciudadanos de Extremadura debemos negarnos a que un solo euro de nuestros impuestos sirva para mantener el actual sistema de tortura y exterminio de perros de la Diputación de Badajoz.

-          Los Ayuntamientos deben asumir su responsabilidad, formar a su policía local y educar en tenencia responsable de animales a sus habitantes.

-          La Diputación debía aprender de otras, como la de Albacete, y comenzar a resolver con ética, eficacia y con la legislación vigente en la mano, el problema de la sobrepoblación canina y felina. Ya está bien de gastar nuestro dinero en fomentar “lo taurino” y resolver el problema de los perros con centros de tortura y exterminio. Hacen falta programas de control de natalidad canina y felina, campañas educativas del respeto que merecen los seres vivos, campañas informativas de la Ley 5/2002, campañas de implantación a bajo coste de microchip y de vacunaciones, Centros de Acogida cuyo fin sea la adopción…

-          La Consejería de Agricultura debe terminar de desarrollar la Ley de Protección de los Animales en Extremadura y, sobretodo, ejercer de forma efectiva su inspección y vigilancia para terminar con el gran problema de la IMPUNIDAD.

-          Del Presidente Fernández Vara, máximo responsable del bienestar de nuestros animales, esperamos la creación de un “Servicio de Protección Animal” en la Junta, fuera de la Consejería de Agricultura, que con tanta insistencia le hemos venido pidiendo, para aprobar de una vez la gran asignatura pendiente de la protección y bienestar de los animales extremeños.

En diciembre de este año 2010 será obligatorio, por fin, que los perros estén identificados con microchip. La administración ya no tendrá excusas para aplicar a nuestros perros la Ley 5/2002 de Protección de los Animales en Extremadura, empezar con la educación de sus ciudadanos y terminar con la impunidad existente. Ojalá sea así y no sirva únicamente el Decreto de Identificación de Perros para que los veterinarios tengan una nueva fuente de ingresos.

 

ADELANTO DEL SEGUIMIENTO DE FEPAEX A LA PERRERA-MATADERO DE OLIVENZA

Perro en perrera

 

 

Este era PICCOLO el 2  de junio cuando lo vimos por primera vez.  Lo rescatamos de urgencia el 11 de junio. Pensábamos que podríamos recuperarlo pero… no pudo aguantarlo, fue demasiado sufrimiento para él. Murió unas horas después de salir de aquél infierno. Era sólo un cachorro más de los muchos que acaban en Olivenza. Murió de hambre, deshidratación e infectado de Coronavirus. Descansa en paz pequeño…

Haz click en la foto o en su nombre para ver cómo estaba cuando lo rescatamos.

 

Seguiremos informando…..

(Volver al Dossier Olivenza 2010)